Todas las aseguradoras son buenas, hasta que tienes un accidente

Todas las aseguradoras son buenas, hasta que tienes la mala fortuna de sufrir un accidente porque es entonces cuando realmente conoces el servicio “profesional” que contrataste. Mi experiencia fue con Zurich Compañía de Seguros y su servicio de seguro de automóviles, el peor que haya conocido.

Todo comenzó cuando tuve un accidente en mi automóvil Mazda cuando pasaba por Lomas de Chapultepec por la mañana; al momento del percance llamé y vinieron a recoger mi coche y se lo llevaron hasta el otro extremo de la ciudad porque no tienen convenio con una agencia más cercana para reparar estos coches. En fin, en el contrato te dicen que el valuador tiene que autorizar las reparaciones dentro de las 72 horas del aviso del siniestro… pues a esta aseguradora le tomó 12 días autorizar la reparación.

Cuando esto pasó traté de ponerme en contacto con todas las personas que conocía en la institución, hasta con el vendedor que fue tan agradable al momento de contratar, pero ahí puedes ver la diferencia entre el servicio de ventas y la atención a siniestros porque hasta los directivos mienten; nos dijeron que ese mismo día se iniciarían las reparaciones, pero su orden tardó 7 días en ejecutarse. Jamás me llamaron para confirmar las reparaciones, se olvidaron de detalles como los faros dañados por lo que hubo que esperar 10 días más a que llegaran las piezas y terminaran de arreglar el coche. Al final acabé pagando mucho más que si hubiera llevado a arreglar el coche con el mecánico que vive a dos calles de mi casa, no sólo fue más caro el servicio: las llamadas, los taxis para el trabajo, las vueltas a la agencia y a la aseguradora, etc.

Que no les quepa la menor duda, no pienso renovar la póliza de seguros con Zurich ni jamás contrataré otro tipo de seguros innecesarios porque la calidad del servicio de las aseguradoras, en este caso de Seguros Zurich; solo es medible remotamente, cuando los accidentes ocurren.

 

Deja un comentario