Seguros contra incendios: porque más vale prevenir

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

Se cree que la historia de las aseguradoras se remonta a Génova, Italia, ahí, en el año 1347 se firmaba el primer contrato de seguro, el cual fue evolucionando hasta que casi 40 años después en Pisa, Italia también, se firma la primera póliza como tal, en 1385. de ahí, junto con la civilización, el transporte de materiales, la adquisición de bienes y personas, se empiezan a modificar y modernizar las pólizas, los seguros hasta dar vida a la primera compañía que como tal se dedicaba a asegurar el transporte marítimo; de ahí en adelante conforme las reglas de convivencia, vivienda, comercio y transporte cambian, cambian los tipos de seguro: de arrendador y arrendatario, de automóviles, de vida e incluso de dispositivos móviles.

Existe un tipo de seguros que no es el más popular entre las pólizas a pesar de ser bastante útil y es el seguro contra incendios, un accidente que es bastante común, más en los hogares. Los accidentes pasan cuando menos lo imaginamos, es por eso que una aseguradora nos sacará de problemas rápida y legalmente, aparte de tener la posibilidad de recuperar nuestras pertenencias y recibir la atención médica necesaria.

Entre los tipos de seguros que se contratan en cuanto a vivienda tenemos el seguro contra robos, seguro contra inundaciones, terremotos e inclemencias del clima en general y el seguro de incendios, que protege al asegurado contra un incendio que se de directamente dentro del inmueble o uno que indirectamente afecte de alguna manera la casa.

Los seguros se contratan dependiendo del tipo de riesgos que corren los hogares dependiendo del lugar del mundo en el que estén, así los inmuebles ubicados cerca de cuerpos de agua o en zonas muy tropicales, suelen contratar seguros contra inundación, pues es algo que sucede muy comúnmente en estas zonas. También es cierto que dependiendo del tipo de siniestro que ataque nuestro hogar, es el daño final, pues en una inundación o terremoto algunos bienes y vidas se pueden salvar, en un incendio es mucho más complicado que algo se salve.

Como con todos los tipos de seguro es de vital importancia que leamos de pe a pa la póliza antes de firmarla ya que suele suceder que nos vamos con la idea de que tenemos ciertos efectos materiales cubiertos y al momento de cobrar, en las letras pequeñas o en cierto apartado se desmiente esta cobertura.

Deja un comentario