Quálitas: fraude con terceros

Hace no mucho tiempo compré mi primer coche y como todos estaba muy emocionado a pesar de no ser un coche de agencia yo me sentía soñado. Obviamente traía el coche de aquí para allá, ofrecía aventones a diestra y siniestra y a todos lados me movía en mi nuevo coche de ensueño. Afortunadamente ya sabía manejar cuando lo compré, así que no era un as al volante pero tardé mucho tiempo en chocar.

Mi papá me convenció de asegurar el coche para evitar cualquier sorpresa más adelante, yo la verdad me sentí algo ofendido, pensé que insultaba mis habilidades de conductor, pero con el paso del tiempo y por supuesto intervención de mi madre, decidí contratar una aseguradora que me respaldara y después de consultar con unos amigos, decidí escoger Quálitas; aparte ya había visto antes muchos coches de la empresa auxiliando choques así que me fui con la idea de que eran puntuales y buenos en la asistencia.

Pero un día pasó lo inevitable y transitando sobre una avenida quise dar la vuelta y un distraído me pegó en la puerta y parte de la salpicadera, no me lastimó pero mi coche de ensueño estaba totalmente golpeado de la parte del conductor. Nos bajamos los dos, el chavo del otro coche aceptó su culpa y acordamos en hablarle a los seguros y que ellos arreglaran el asunto.

Los dos llamamos y en cinco minutos apareció el seguro del chavo. Se pusieron a platicar obviamente alejados de mi, pero para mi mala suerte también llegó un policía de tránsito que se puso a platicar con el ajustador. A pesar de mis intentos por evitar que hicieran una coalición, el ajustador del chavo convenció al poli de decir que había sido mi culpa y mientras tanto los de Quálitas ni sus luces. Llamé varias veces y todas me dijeron que el ajustador estaba en camino.

10, quince, 30, 45 minutos después llegó el ajustador de Quálitas con una actitud bastante nefasta, apenas me saludó y se fue con el poli y el ajustador de la otra empresa, platicaron un rato y luego vino conmigo con una hoja de culpabilidad y me dijo que no había nada que hacer porque el poli había declarado que era mi culpa, así que mejor buscara un lugar por fuera para que cada quien se fuera con su choque.

Al final se deslindaron de mi choque y cada quien se fue por su lado.

Si alguna vez has tenido problemas con el seguro, escribenos y cuentanos tu caso

Deja un comentario