Conoce lo necesario sobre tu seguro de coches

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

El tema de los seguros sean de la índole que sean, aterran a muchos mexicanos pues es común que escuchemos que a las personas les va mal con la aseguradora porque no quieren cumplir con las políticas de la póliza o porque llegan tarde, porque el ajustador no hizo bien su trabajo, etc., y después de enterarnos de que la Condusef reprobó a la mayoría de las aseguradoras, nos queda un poco más la duda.

Muchas personas recomiendan que al contratar un seguro de autos estemos acompañados de un abogado de seguros para que nos pueda decir todos los “recovecos” y trampas de las pólizas, así también nos pueden enseñar a sacarle todo el provecho al tipo de seguro que hayamos contratado para que no nos vean la cara al momento de cobrar. En principio se sabe que todas las pólizas de automóvil requieren de un deducible en caso de sufrir un accidente, suele ser del 5% del valor del coche y si llega a ser robo, se cobra un 10 por ciento del valor del coche como lo avaluaron al contratar la póliza.

Si llegamos a golpear nuestro coche y el monto del accidente no alcanza el avalúo, entonces el propietario tiene que buscar la manera de sacar su propio golpe, pues la aseguradora no lo paga, así también si tenemos un choque menor que el valor del 10 por ciento, muchas personas prefieren arreglarlo por su lado, por ejemplo, si sufrimos un choque en el que se daña una parte de nuestro coche por decir, la defensa que cuesta menos que el 5% del deducible, entonces no conviene llamar al seguro, pues como se dice por ahí “sale más caro el caldo que las albóndigas”.

En algunas aseguradoras, existen pólizas que permiten dejar de pagar el deducible en ciertos casos como en el caso de que exista un tercero identificado como omisión en el primer siniestro, también se aplica para pérdidas totales o robo de la unidad. En otros casos, se puede pagar solamente un 2% de deducible pero el costo de la póliza sube.

El deducible también puede depender de la ocupación y edad del contratante, así también hay aseguradoras que solamente cubren a “conductores de bajo riesgo” para prevenir pagar grandes montos por pérdidas totales que son más comunes en ciertas edades.

Generalmente las pólizas no cubren el daño si el conductor va en estado de ebriedad o si es otra la persona que va manejando el coche; también se niega la cobertura si el accidente se debe al desgaste natural del auto.

Deja un comentario